¿POR QUÉ COCINAR CON EL CARDENILLO?

En la granja ecológica El Cardenillo hemos creado una espacio con todos los ingredientes necesarios (localización, cuidado de los animales, bioseguridad, instalaciones, razas) para crear huevos de la máxima calidad que se pueda consumir en toda su plenitud, siendo capaces además de que lleguen a su mesa con todas sus propiedades y calidad de frescura intactas.

Son huevos con una calidad de cáscara muy resistente y limpia.

Son huevos que, al cascarlos, permiten diferenciar de un vistazo las dos clases de albuminas (claras) que tienen los huevos frescos. Es por ello que son huevos cuya clara muestra una altura considerable con respecto a la yema.

Nuestros huevos frescos tienen una yema de color intenso, está centrada, es densa y viscosa, tanto que incluso al romperla cuesta que pierdan su forma oval original. Es la salsa perfecta para cualquier plato.

Todas estas cualidades constituyen lo que se considera un huevo fresco de verdad. Este es el principal objetivo de calidad de nuestra marca.

Una vez lleguen a su casa los huevos ecológicos El Cardenillo es conveniente seguir un par de consejos útiles para su correcta conservación que le permitirá disfrutar de nuestros huevos durante más tiempo. Los dos enemigos claros de los huevos son: la temperatura y la humedad.

Todas estas cualidades constituyen lo que se considera un huevo fresco de verdad. Este es el principal objetivo de calidad de nuestra marca.

Una vez lleguen a su casa los huevos ecológicos El Cardenillo es conveniente seguir un par de consejos útiles para su correcta conservación que le permitirá disfrutar de nuestros huevos durante más tiempo. Los dos enemigos claros de los huevos son: la temperatura y la humedad.

Controlar la temperatura es fácil, a los huevos no les gusta los cambios bruscos de temperatura. Por lo tanto, se recomienda que, una vez lleguen a su casa, los conserve en el frigorífico entre 2ºC y 6ºC, nunca se deben congelar.

La humedad es el otro factor peligroso, por lo que no debe sobrepasar el 80%, ya que podrían proliferar hongos y otros microorganismos que deteriorarían el huevo.

Controlar la temperatura es fácil, a los huevos no les gusta los cambios bruscos de temperatura. Por lo tanto, se recomienda que, una vez lleguen a su casa, los conserve en el frigorífico entre 1ºC y 10ºC, nunca se deben congelar.

La humedad es el otro factor peligroso, por lo que no debe sobrepasar el 80%, ya que podrían proliferar hongos y otros microorganismos que deteriorarían el huevo.

ACLARACIONES TÉCNICAS (SEGÚN EL INSTITUTO DEL HUEVO)

No lavar los huevos antes de su almacenamiento, aunque sí es conveniente lavarlos con agua justo antes de su utilización.

La única manera de garantizar la eliminación total de cualquier agente patógeno es el cocinado por encima de los 75ºC.

Cumpliendo nuestro compromiso con el consumidor, iremos publicando recetas, trucos y consejos para que puedan disfrutar de los huevos ecológicos El Cardenillo.

No lavar los huevos antes de su almacenamiento, aunque sí es conveniente lavarlos con agua justo antes de su utilización.

La única manera de garantizar la eliminación total de cualquier agente patógeno es el cocinado por encima de los 75ºC.

Cumpliendo nuestro compromiso con el consumidor, iremos publicando recetas, trucos y consejos para que puedan disfrutar de los huevos ecológicos El Cardenillo.